Defunciones Destacado

Fallece el Prof. Filiberto Cuervo

Fallece el Prof. Filiberto Cuervo 7 agosto, 2017Leave a comment
filiberto1

La universidad realizó un culto de consolación y esperanza, en la Iglesia Universitaria, en memoria del Prof. Filiberto Cuervo Cruz, quien trabajó en la institución por más de 30 años e incluso fue egresado de la generación 2007 de la Licenciatura en Comunicación Visual.

Luego de permanecer tres semanas en cuidados intensivos, y pasar por numerosas intervenciones quirúrgicas para contrarrestar el avance del cáncer de estomago del que padecía, falleció el 5 de agosto por la tarde, en el Hospital La Carlota.

Sin embargo, su familia y amigos se aferran a la esperanza de que él se encuentra “esperando ese día glorioso cuando el cielo se abra y su santo ángel le hable, y él verá a Cristo Jesús cara a cara”, dijo el Ptr. Antonio López, durante el programa de consolación.

“Era alegre, sumamente alegre”, dijo el Ptr. Agustín Andrade, en unas palabras descriptivas del difunto profesor.

Por su parte, la Dra. Raquel de Korniejczuk, vicerrectora estudiantil, leyó algunos de los testimonios que llegaron a través de las redes sociales, de personas que fueron impactadas por la vida de quien muchas veces fue llamado mentor, Cuervo.

“Todos compartimos la esperanza de que lo vamos a ver muy pronto” concluyó la doctora Korniejczuk.

Seguidamente, algunos de los presentes compartieron lo que el profesor significó para ellos, e invitaron a imitar esos aspectos positivos de su carácter y personalidad.

El mensaje central estuvo a cargo del Ptr. Félix Cortez, quien a partir del capítulo 35 de Isaías reafirmó la esperanza que debe tener cada cristiano y la confianza y certeza que debe existir en el corazón de cada uno: Cristo vendrá.

Invitó a proclamar la seguridad de que “estamos en las manos de Cristo porque le hemos entregado nuestra vida. Él esta haciendo la obra de purificación y regeneración”, concluyó el pastor Cortez.

Un miembro de la familia del fallecido profesor, dirigió palabras de agradecimiento a la familia universitaria por el apoyo que recibieron.

“Sus palabras han ayudado a sobrellevar este doloroso momento”, dijo el familiar.

El servicio fue transmitido por internet, en beneficio de los amigos y familiares que no pudieron asistir al templo.

 

Filiberto Cuervo Cruz

Hijo de Silvia Cruz Cruz y Leopoldo Cuervo Carballo, nació el 24 de mayo de 1952 en la congregación Zapotal Zaragoza del municipio de Tuxpan, Veracruz. Fue el segundo de catorce hermanos, de los cuales sobreviven ocho.

De 1972 a 1975 cursó su educación secundaria en el Colegio Linda Vista (hoy Universidad Linda Vista), en Chiapas; y de 1975 a 1978 completó sus estudios de Bachillerato en la Escuela Preparatoria del Colegio del Pacífico (hoy Universidad de Navojoa), en Navojoa, Sonora. Mientras estudiaba, se mantenía económicamente realizando trabajos de dibujo y pintura artística.

Estudió y se graduó de Artes Plásticas en la Escuela Normal Superior de México.

Mientras estudiaba en el Colegio Linda Vista, fue a colportar a Campeche, donde conoció a la joven Adda Alicia Caballero, con quien años después, en 1980, contraería matrimonio. Dios bendijo su hogar con dos hijos: Edgar y Arlette.

En 1979 empezó a trabajar en la Universidad de Montemorelos como docente de las escuelas Secundaria, Preparatoria, Normal y Artes y Comunicación.

Por varios años tuvo a su cargo el Taller de Serigrafía, en el que elaboró a mano decenas de títulos de la institución.

Su espíritu de superación lo impulsó a estudiar la Licenciatura en Comunicación Visual en la UM, que inició en 1995 y culminó en el año 2007.

Durante sus últimos años de servicio en la universidad, hasta su jubilación en el año 2012, fue director de la Galería “Eleonor Jackson”, en la que coordinó la presentación de frecuentes exposiciones artísticas por invitados locales y regionales.

En reconocimiento a su servicio y mentoría a varias generaciones, fue portador de la Maza Ceremonial durante los Ejercicios de Graduación de esta casa de estudios en el año 2013.

Fue un padre y esposo cariñoso y atento, y un abuelo muy amoroso con sus nietos Kenneth, Caleb y Ariana, con quienes le gustaba jugar y hacerlos reír con sus ocurrencias y sonidos de animales.

Al profesor Cuervo lo caracterizaba su humildad, alegría y servicio por los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.