Dr. Ismael Castillo

Un estudio de la Biblia… En el libro de Juan

Un estudio de la Biblia… En el libro de Juan 20 julio, 2017Leave a comment
1-IUWKu0fNOJrwVmcxugJJlA

En nuestro proyecto de aproximarnos al texto bíblico, ¿cómo no detenernos en el versículo 14 del capítulo 1?

“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.”

El texto bíblico está hecho de palabras… Y las palabras comunican: Las hay fuertes, contrastantes, descriptivas, calificativas, etc…

¿Podríamos identificar las palabras más importantes del texto?

Verbo… gloria… unigénito… gracia… verdad.

Siendo que la Biblia es su propio intérprete, ¿qué tal si buscamos en el mismo Evangelio de San Juan el alcance de estas palabras?

“Verbo”… Inmediatamente nos damos cuenta que se trata de Jesús, conocido como el Verbo encarnado. Y ya sabemos que Jesús tenía pre-existencia antes de hacerse carne. El versículo 1 dice que “estaba con Dios” y que “era Dios.” El versículo 3 lo identifica como Creador y el versículo 4 como la fuente de la vida.

“Gloria”… Aparece 15 veces en el Evangelio de San Juan. Te darás cuenta de las constantes referencias de Jesús acerca de la diferencia entre la gloria de Dios y la búsqueda de la gloria de los hombres.

“Unigénito”… Una palabra que sólo aparece 6 veces en el Nuevo Testamento, 4 de las cuales están en este Evangelio de San Juan, y una de ellas, resume todo el plan de salvación: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, , que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”

“Gracia”… Entre los versículos 14 al 17 hay cuatro referencias. ¿Notas la extraordinaria declaración del versículo 16?… “Porque de su plenitud tomos todos, y gracia sobre gracia.”

“Verdad”… ¡Qué declaraciones sobre la verdad en este Evangelio de San Juan! Por ejemplo: “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” (8:32). También: “Jesús le dijo : Yo soy el camino, y la verdad, y la vida…” (14:6)

Y… “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad…” (16:13).

O esta declaración: “Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.” (17:17).

¿Y por qué Pilato no se esperó a la respuesta de Jesús cuando le preguntó “qué es la verdad?” (18:38).

Como ven, la Biblia es su propio intérprete.

Así que, al recibir la Navidad lo hacemos con estas hermosas palabras:

Verbo… gloria… unigénito… gracia… y verdad.

Deseo que estas palabras cubran sus vidas al celebrar el nacimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.